DSC_1289_edited.png

HISTORIA

Silente surge a raíz de un pequeño restaurant a puertas cerradas que teníamos en nuestra chacra en José Ignacio, Maldonado. Uno de los postres que hacíamos era flan con dulce de leche. Como es una zona tambera, disponíamos de leche cruda, directamente del tambo. El dulce de leche que logramos con esta materia prima y utilizando el método tradicional, que nos enseñó una vecina llamada Elvira, tuvo mucho éxito entre los clientes del restaurante. Así fue como nos empezaron a encargar dulce de leche casero.

PROPÓSITO

La producción de dulce de leche nos llevó a plantearnos nuevos desafíos. Hoy apuntamos a ser una célula de cambio que a través de la producción de lácteos orgánicos de calidad,  genere impactos positivos en lo ambiental, social, económico y cultural. Nuestro modelo de crecimiento apunta a generar focos de agroecología y sinergias con pequeños tamberos que se encuentren en una situación económica crítica y que uniéndose a nuestro modelo de producción de lácteos orgánicos, puedan encontrar una opción de desarrollo sostenible y ecológico.

LOGO BORDO V2.png